UNIVERSIDAD FRANCISCO MARROQUIN

FACULTAD DE ARQUITECTURA

 

 

 

 

 

 

 

Diseño de la Estación Central de Bomberos Voluntarios de Guatemala

 

 

 

 

 

 

Trabajo de investigación presentado por

Brenda Lissette Díaz Toledo

para optar al grado de Arquitecto

 

 

 

 

 

 

 

Guatemala

2004

INDICE

 

 

                                                                                                                                                          Página

 

I. INTRODUCCIÓN                                                                                                                                            1-2

II. HISTORIA UNIVERSAL Y NACIONAL DE BOMBEROS                                                                                                       

A.     EL FUEGO                                                                                                                                   3-5

B.      ERA ANTIGUA                                                                                                                              5-6

C.     ORGANIZACIONES FORMALES                                                                                                         6-8

D.     EQUIPOS PRINCIPALES                                                                                                                   8-9

E.      INCENDIOS FAMOSOS                                                                                                                   9-11

F.      MEDIOS DE EXTINCIÓN                                                                                                                 11-14

G.     ORGANIZACIONES EUROPEAS                                                                                                         14-15

H.     ORGANIZACIONES DE BOMBEROS EN AMÉRICA                                                                          15-20

I.       EL BOMBERO VOLUNTARIO                                                                                                             20-21

 

 

III. BOMBERISMO NACIONAL

A.     INICIOS DEL BOMBERISMO EN GUATEMALA                                                                                       22

B.      EL FUNDADOR DEL PRIMER CUERPO DE BOMBEROS DE GUATEMALA                                               22-23

C.     FUNDACIÓN DEL PRIMER CUERPO DE BOMBEROS DE GUATEMALA                                                           23-24

D.     ASPECTOS JURÍDICOS                                                                                                                  24

E.      SOPORTE ECONÓMICO                                                                                                                  25

F.      ORGANIZACIÓN INTERNA                                                                                                      25

G.     BOMBEROS MUNICIPALES                                                                                                     26-27

H.     EQUIPO PROTECTIVO                                                                                                                    27

I.       INTERVENCIÓN                                                                                                                            28

J.       EL BOMBERO VOLUNTARIO ANTE LA SOCIEDAD                                                                         28-29

K.      EL BOMBERO VOLUNTARIO DENTRO DE LA INSTITUCIÓN                                                                      29

L.      EL  UNIFORME DEL BOMBERO VOLUNTARIO                                                                                        29

M.    LA SOLIDARIDAD GREMIAL                                                                                                             30     

N.     EL SALUDO DEL BOMBERO VOLUNTARIO                                                                                   30     

O.     EL LEMA DEL BOMBERO VOLUNTARIO                                                                                               30-31

P.      CREDO DEL BOMBERO VOLUNTARIO                                                                                                 31

 

IV. ORGANIZACIÓN DEL CUERPO VOLUNTARIO DE BOMBEROS DE GUATEMALA

A.     DIVISIÓN REGIONAL DE LAS SUB-ESTACIONES                                                                         32

B.      UBICACIÓN DE LAS SUB-ESTACIONES EN LA REGIÓN METROPOLITANA                                                   33

C.     PERSONAL Y EQUIPO DISPONIBLE                                                                                                    34

 

V. ESTADÍSTICAS DE SERVICIOS CUBIERTOS POR EL CVB EN EL PAÍS                                                              

A.     CIFRA DETALLADA DE LOS SERVICIOS CUBIERTOS DE 1,996 AL 2,000                                                    34

B.      ESTADÍSTICA GENERAL DE SERVICIOS CUBIERTOS DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,001               35

C.     ESTADÍSTICA GENERAL DE SERVICIOS CUBIERTOS DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,002               35

D.     ESTADÍSTICA GENERAL DE SERVICIOS CUBIERTOS DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,003               36

E.      CALCULO APROXIMADO DE ESTADÍSTICA POR REGIONES CUBIERTO DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,003       36-37

F.   GRÁFICAS Y CONCLUSIONES DE ESTADÍSTICAS                                                                                     37-40

 

V. FUNCIONAMIENTO Y SERVICIOS PRESTADOS POR LA ESTACIÓN CENTRAL DE BOMBEROS VOLUNTARIOS DE GUATEMALA   41-43

 

VI. FUNCIONAMIENTO DE UNA SUB-ESTACIÓN DE BOMBEROS

A.     SERVICIOS PRESTADOS                                                                                                                44

B.      MANEJO DE UNA ESTACIÓN DE BOMBEROS                                                                                        44-45

C.     RADIO-COMUNICACIÓN                                                                                                                 46-47

D.     EMERGENCIAS                                                                                                                             47

E.      LUCES DE ALARMA Y TIMBRES DE SALIDA                                                                                         47-48

F.      PAPELETAS DE SALIDA                                                                                                                  48-51

G.     REQUERIMIENTOS EN INSTALACIONES DE UNA SUB-ESTACIÓN DE BOMBEROS                                          52-68

 

VII. REQUERIMIENTOS EN INSTALACIONES DE LA ESTACIÓN CENTRAL DE BOMBEROS VOLUNTARIOS DE GUATEMALA

A.     PROGRAMA DE NECESIDADES                                                                                                         69-70

B.      ESQUEMA DE RELACIÓN DE ESPACIOS                                                                                              71

 

VIII. CONDICIONES REQUERIDAS PARA EL TERRENO PROPUESTO                                                                      72-73

 

IX. ANALÍSIS DE TERRENO PROPUESTO

A.     LOCALIZACIÓN CON RESPECTO A UBICACIÓN DE SUB-ESTACIONES                                              74

B.      PLANO DE UBICACIÓN CON RESPECTO A ZONA                                                                         75

C.     VÍAS DE ACCESO Y RUTAS ALTERNAS                                                                                              76

D.     DIMENSIONES Y TOPOGRAFÍA                                                                                                        77

E.      ANALISIS DE ASOLEAMIENTO Y VIENTO                                                                                  78

F.      FOTOGRAFÍAS DEL SITIO                                                                                                     79-81

 

 

X. DISEÑO PROPUESTO                                                                                                                                             

          A. PLANTA DE CONJUNTO                                                                                                                        83

          B. PLANTA DEL PRIMER NIVEL                                                                                                                   84

          C. PLANTA DEL SEGUNDO NIVEL                                                                                                               85

          D. SECCIONES                                                                                                                                      86

          E. ELEVACIONES                                                                                                                                    87

          F. VISTAS AXONOMÉTIRCAS                                                                                                                    88-91                              

XI. CONCLUSIONES                                                                                                                                          92-93

 

XII. BIBLIOGRAFÍA                                                                                                                                           94


 
 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

I. INTRODUCCIÓN

 

Como miembro de la Brigada de Bomberos Voluntarios de Guatemala destaco la importancia de los cuerpos de bomberos existentes en  nuestra comunidad. El servicio de los cuerpos de bomberos en nuestro medio no limitan sus servicios a la prevención y extinción de incendios. Las tareas que competen al bombero son harto delicadas y de riesgo inminente. El bombero aparece ante su comunidad como un ser de esperanza y alivio ante cualquier situación de emergencia.

 

Una estación de bomberos es el lugar donde muchas personas acuden en situaciones difíciles, por lo cual ésta debe ser todo lo que la comunidad espera. A nivel mundial, la tecnología utilizada en estaciones de bomberos se ha desarrollado a través de los años y así mismo se han creado estándares para el diseño y equipamiento de las mismas.

 

La Estación Central es la encargada de coordinar a todas las estaciones del área rural y metropolitana del país. Ésta alberga las oficinas centrales del Cuerpo Voluntario de Bomberos, el departamento de Relaciones Públicas, Oficina de Escuela de Bomberos y el Directorio Nacional,   así como el lugar donde se realizan actos protocolarios.

La Estación Central de Bomberos Voluntarios es la imagen que representa a toda la Institución.

 

          Actualmente La Estación Central no responde a todas las especificaciones requeridas. La población del área metropolitana ha aumentado a tal grado que cada día son más los servicios de emergencia atendidos y por lo tanto es mayor el número de personas que se ve afectada por la falta del equipamiento.

 

En esta tesis se realizarán los análisis necesarios para determinar la ubicación en que la Estación Central debe encontrarse, el número de bomberos con la que debe contar, así como el área metropolitana a la que debe prestar servicio, basándose en la situación actual de Guatemala y respondiendo a los estándares requeridos a nivel mundial.

 

A  partir de los análisis realizados se planteará una propuesta de diseño que responda a las necesidades actuales con la proyección de una extensión futura. Cada espacio contará con equipo de alta tecnología que responda a las especificaciones requeridas en estaciones de bomberos a nivel mundial. La estación también contará con un área de práctica  para bomberos ya graduados y para la realización de exámenes de ascenso. Se propondrá también un área de museo interactivo, donde se pueda exhibir la primera motobomba, así como objetos representativos de la institución, de tal forma que se dé a conocer a la población guatemalteca la importancia de la Institución dentro de la sociedad.

 

<< Creo en la verdad de que servir a la comunidad es la forma más efectiva de proyectar la bondad del espíritu humano.

Creo en que, aún acosado por el materialismo que me rodea, servir a mi patria por estos carriles es la decisión más acertada de mi vida.>>  Palabras escritas por el Mayor Oscar Díaz.

 

 

 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
II. HISTORIA UNIVERSAL Y NACIONAL DE BOMBEROS

 

            Al iniciarnos en la Historia Universal de Bomberos, conviene remontarnos a la era primitiva y hacer alguna referencia en cuanto al fuego como elemento de la vida del hombre, ya que los Cuerpos de Bomberos se desenvuelven en torno a él.

 

 

A. EL FUEGO

 

Su culto, mitología y otras referencias

 

            Los diferentes fenómenos que constituyen el fuego, como la llama, el calor, la luz, el humo, etc. todos ellos originados por la combustión, impresionaron vivamente al hombre primitivo; atrajeron su atención a tal extremo que desde los tiempos más remotos el fuego fue objeto de culto y origen de mitos que aparecen en todos los pueblos. La adoración al fuego fue la más antigua religión de los persas, que aún se conserva en ciertos pueblos del Asia Menor y de la India.

La mitología griega nos habla de Júpiter, que privó a la tierra del uso del fuego, por lo que el dios Prometeo, ayudado por la diosa Minerva, subió al cielo y trajo de nuevo el fuego a la tierra. La mitología romana también hace claras alusiones a la adoración del fuego. La dificultad con que tropezaba el hombre para obtener fuego y la necesidad de tal elemento, hicieron que se adoptara el sistema de mantenerlo perenne, por lo  común en un lugar público. En Grecia y Roma el fuego se identificó con el culto a la diosa Hestia o Vesta, y la conservación del mismo corría a cargo de los vestales, sacerdotisas que mantenían día y noche el fuego sagrado sobre el altar de la diosa Vesta. Las vestales estaban obligadas a guardar castidad todo el tiempo de su ministerio; la que violaba su voto o dejaba apagar el fuego sagrado era enterrada viva. En cambio gozaban honores y privilegios especiales, y en particular el de perdonar la vida a los criminales que se encontraban por casualidad en el camino del suplicio. El fuego también se mantenía en la puerta o habitación de entrada de cada vivienda, por lo que esta pieza recibió el nombre de vestíbulo.

 

Entre los aztecas el fuego fue motivo de adoración a través de su dios Xiutecuhtli. El culto al sol entre las razas americanas está íntimamente ligado al fuego.

Es lógico pensar que el hombre conoció inicialmente el fuego a través de la misma naturaleza y sus fenómenos, tales como el volcán en erupción, el rayo y la combustión espontánea. De la misma forma, la naturaleza enseñó también a extinguirlo. Así el hombre de la prehistoria se dio cuenta que el agua  que caía en forma de lluvia apagaba el fuego, su peor enemigo, si se le mantenía sin control, descubriendo que el agua lo extinguía. Tuvo también como su mejor aliado en la extinción, el puñado de tierra o la rama del árbol, medios para apagar el fuego por sofocación. El agua, pese a los adelantos de la ciencia en lo que toca a la extinción del fuego, no ha perdido su primacía como elemento extintor, ello por dos razones: una por su abundancia en la naturaleza y la otra porque resulta sumamente económica.

 

          No es posible precisar el momento en que el hombre conoció la manera de utilizar el fuego procedente de los materiales ígneos naturales, ni tampoco aquel en que se logró producirlo a su antojo. Actualmente no existe ningún pueblo, por primitivo que sea, que no sepa utilizar o producir el fuego por diversos procedimientos. Uno de ellos, de los más antiguos, es el de frotamiento o fricción de los maderos; generalmente se hace por el rozamiento de un leño blando sobre una especie de canal hecha sobre otro duro, hasta que éste se calienta y provoca la inflamación de las finas partículas desprendidas. Este procedimiento se utiliza aún por algunos pueblos primitivos de la India meridional, Australia, África y Polinesia, y fue practicado por los indios americanos, según el testimonio de cronistas de Indias, entre ellos Fray Bartolomé de las Casas, que cuenta que los indios producían el fuego usando para ello la madera de Guácima. Otros pueblos utilizaron el choque de dos piedras.

 

Dibujos extraidos del Manual de Instrucción Bomberil, Escuela Nacional de Bomberos, 1994.

Definiciones

 

A la palabra fuego se asocian otras, siempre tendiendo a expresar calor, irritación, destrucción, etc. Así tenemos:

 

·         Fuego infernal o eterno: Suplicio al que estarán sujetos los condenados al infierno, según la religión católica.

 

·         Fuego infernal: En la antigua artillería, que se componía de aceite, resina, alcanfor, salitre y otros ingredientes de semejante naturaleza.

 

·         Fuego de Santelmo: Meteoro ígneo que, al hallarse muy cargado de electricidad en la atmósfera, suele dejarse ver en los mástiles y vergas de las embarcaciones, especialmente después de la tempestad.

 

·         Fuego Fatuo: Inflamación de ciertas materias que se desprenden de las substancias animales o vegetales en estado de putrefacción que forman pequeñas llamas que se ve deslizarse por el aire a poca distancia de la tierra, especialmente en los parajes pantanosos y en los cementerios.

 

·         Fuego negro: Enfermedad del tabaco que se caracteriza por manchas en las hojas de esta planta.

 

·         Fuego de Batallón: Que puede ser colectivo, por descargas, a discreción, de frente, nutrido, etc. todo relacionado con la forma de condición en las que el ejército hace disparar a sus armas.

 

B. ERA ANTIGUA

 

Procedimientos más antiguos de extinción

 

          El principio de asociación, innato en el hombre, hizo que éste formara grupos, clanes y tribus, dejando así la vida sedentaria dentro de las cavernas para aposentarse en determinado lugar, originándose así las aldeas, pueblos y los grandes grupos que vinieron a ser las ciudades.

 

          En todo tiempo se ha tratado de evitar los daños causados por los incendios por medio de un servicio de vigilancia, de auxilio y de socorro.  El medio más primitivo, que aún se emplea en los pueblos pequeños que no tienen servicio contra incendios, es la llamada a los vecinos, generalmente por medio de una campana, la de la iglesia, por lo general, a fin de que acudan todos para evitar los daños con su aportación personal.  En este tipo de presentación del servicio ha tenido su origen, indudablemente, pero ya con una organización formal, la constitución de los llamados Cuerpos de Bomberos Voluntarios.

Entre los griegos y los hebreos había quienes tenían por misión la vigilancia nocturna, y a su cuidado estaba dar la voz de alarma.  En Roma existían, inicialmente, los decenviri nocturni, a los que más tarde se les dio el nombre de aediles incendiorum extinguendorum, que eran a su manera, ni más ni menos, vigilantes bomberos.

 

          Creso, que vivió en Roma aproximadamente cinco siglos antes de Jesucristo, famoso por sus inmensas riquezas y que fuera el último rey de Lidia, exactamente de 560 a 546 A.C., tuvo la idea de organizar un grupo no menor de 7,000 hombres debidamente disciplinados y entrenados, quienes con los equipos de la época extinguían incendios.  En el momento de un incendio Creso se hacía presente con sus secciones de bomberos ofreciendo al propietario del edificio en llamas y a los de los adyacentes en peligro, un valor muy grande por éstos. Los propietarios, ante la angustia de quedarse sin nada, accedían al pedido de Creso, quien de inmediato ponía a trabajar a sus bomberos.  Definitivamente él tenía su organización privada de bomberos que se ocupaban de apagar el fuego y evitar que se extendiera, pero en el fondo su acción era eminentemente lucrativa y de beneficio personal, puesto que después los edificios eran reparados y vendidos.  El producto de tales negociaciones fue de tal magnitud que Creso pasó a la historia como el hombre más rico de aquella época y su nombre se usa aún para designar a alguien colmado por los bienes de la fortuna.  Se juzga, que de estas actividades realizadas por Creso nace el seguro contra incendios, pues ya entonces, ante el peligro inminente de perder sus propiedades, muchas personas cubrían cierta cantidad a la organización de Creso para asegurarlas contra el fuego.

 

C. ORGANIZACIONES FORMALES

 

Los vigiles

 

La historia señala a Roma como el primer país en donde aparecen los Cuerpos de Bomberos con organización tal que les acredita para llamarles así.  En el años 22 A.C. el emperador Augusto César organizó el primer Cuerpo de Bomberos, con no menos de 600 esclavos denominados Vigiles.  Este sistema de “Esclavos Bomberos” funcionó hasta el año 6 de la era cristiana, oportunidad durante la que el emperador reorganizó el Cuerpo, creando un Departamento mejor entrenado y más a tono con las necesidades y el prestigio de una gran ciudad como lo era Roma, entonces capital del mundo conocido.  Esta organización rindió espléndidos servicios hasta la caída del imperio romano, en el año 476 de la era cristiana.

 

La nueva organización creada por el emperador Augusto César estaba compuesta por 10,000 bomberos, todos esclavos libertos, con equipo adecuado y suficiente.  Aunque se les seguía denominando vigiles, eran miembros de una organización semi-militar, con divisiones y subdivisiones similares a las del ejército romano.  Cada división tenía a su cargo una zona específica.  El Cuerpo se dividía en 10 cohortes (cuerpo de infantería romana) y dos distritos semi-urbanos.  Inicialmente los cuarteles se instalaron en residencias privadas, pero más tarde se les dotó de instalaciones propias de gran comodidad y tamaño.

 

 

 

 

 

 

          A continuación una idea de como pudieron ser los equipos protectivos y de trabajo usados en la antigüedad:

 

 

Dibujos extraidos del Manual de Instrucción Bomberil, Escuela Nacional de Bomberos, 1994.

 

 

 

 

 

 

El canal de mando de este Cuerpo de Bomberos romanos lo podemos resumir :

 

Dibujos extraidos del Manual de Instrucción Bomberil, Escuela Nacional de Bomberos, 1994.

 

 

D. EQUIPOS PRINCIPALES

 

          Cuatro siglos antes de la era cristiana, el griego Ctesibius, nacido en Alejandría, inventó la máquina llamada “siphona”, y dos siglos antes del inicio de esa era un romano llamado Herón inventó un aparato para extinguir incendio, del cual no existen mayores referencias, pero cuyas bases fundamentales sirvieron muchísimo años después.

 

          Por la época de Ctesibius se usó un aparato hecho de los intestinos y el estómago del ganado vacuno.  Los intestinos eran usados en forma de mangueras, mientras el estómago o un saco de lona o material similar servía de tanque o recipiente de agua.  Este método parece no haber dado buenos resultados, ya que en las referencias históricas posteriores no vuelve a  mencionarse.

 

Con anterioridad a estos dos personajes no se conoce ningún otro aparato para combatir incendios que no sea el cubo de cuero Amae.

 

          Tiempo después apareció la JERINGA, que consistía en un cilindro y un pistón para imprimir presión.  Al final de la jeringa se ajustaba un reducidor.  Al presionar el pistón se hacía salir el agua con relativa fuerza.

 

          Las bombas inventadas por Ctesibius en Grecia y por Herón en Roma tenían bastante en común; ambas dieron la base para el desarrollo posterior de las modernas bombas contra el fuego.  El invento de Ctesibius consistía en un sistema de doble acción a manera de las bombas aspirantes

impelentes, accionada manualmente y colocada dentro de un recipiente de regular capacidad, dentro del cual se echaba el agua.  Al accionarse el mecanismo, el agua tendía a entrar por el conducto de paso y recibir en el sistema central la acción de los émbolos, a consecuencia de lo cual era impelida hacia fuera con regular fuerza.

 

          La bomba inventada por Herón consistía en dos pistones de bronce conectados a una sola salida.  Los cilindros estaban ajustados a una base de madera, la que se sumergía en el agua.  El uso de ambos aparatos se generalizó en Grecia y en varias ciudades del imperio romano, en los primeros años de la era cristiana.  El historiador Plinio en uno de sus escritos hace resaltar la falta de equipos contra incendio en las ciudades menos importantes de Italia durante el primer siglo de la era cristiana.  No podríamos precisar cuántas siguieron el ejemplo dado por Roma, así como es difícil señalar cuántas ciudades desaparecieron víctimas de las llamas.

 

E. INCENDIOS FAMOSOS

 

Templo de Diana

En la antigüedad se consideraron como las siete maravillas del mundo las siguientes:

 

El sepulcro de Mausolo, en Helicarnaso, Asia Menor;

La pirámide de Gizeh, en Egipto;

El faro de Alejandría, en el puerto del mismo nombre, en Egipto;

El Coloso de Rodas, estatua de Apolo, en la isla de Rodas;

Los jardines flotantes de Semiramis, en Babilonia;

La estatua de Júpiter Olimpo; y

El templo de Diana, en Roma.

 

          Pues bien, el templo de Diana se incendió.  Siendo el templo una de las siete maravillas del mundo, y abundando en él oro, piedras preciosas, maderas finas y esculturas de la época, es de imaginar la pérdida que su destrucción representó.

 

Roma

En el año 67 de la era cristiana, Nerón, emperador romano del año 54 al 68, en su afán de persecución hacia los cristianos, mandó incendiar la ciudad.  Es de suponer que, siendo un acto premeditado del emperador, el Cuerpo de bomberos existente  no tuvo intervención alguna.  Ello se deduce del hecho de que el fuego fue extinguido seis días después de intensa lucha. Los daños materiales y personales fueron cuantiosos. 

Las tinajas con agua en el atrio de las casas prescritas por la ley, habían resultado totalmente inútiles. Ante la inutilidad de sus esfuerzos, los bomberos se habían dedicado al salvamento de personas, pues muchas habían quedado cercadas en sus propias casas. El incendio había comenzado en la parte del Circo Máximo, contiguo al Monte Palatino, donde estaba instalado el mercado de los feriantes.

 

          Las funciones básicas en la lucha contra el fuego corrían a cargo de los Medicii, Vexillarii, Siphonarii, Aquarii, Centonarii, Emitularii y Sebaciarii.  Los Medicii en número de cuatro por cohorte, auxiliaban a los accidentados en el curso de los trabajos de extinción; los Vexillarii eran los porta-insignias de los vigiles, pues como el Cuerpo no era de formación regular no poseían signa sino vexilla (una por centuria); los Siphonarii tenían a su cargo la manipulación de los Siphos o bombas; los Acuario eran responsables del suministro de agua a las bombas; los Centonarii tenían la misión de la colocación y mantenimiento de Centones (cubiertas de lana que empapadas en agua servían para sofocar los conatos de fuego); los Emitularii se ocupaban del salvamento de personas y tendían colchones especiales para rescatar a los que se arrojaban por las ventanas, escapando del fuego.  En cuanto a los Sebaciarii, auxiliares de Cuerpo, su cometido era facilitar el alumbrado necesario en tareas nocturnas de extinción, ya que tenían a su cuidado el mantenimiento del alumbrado público en general de la ciudad.

 

 

Incendio de Numancia

          Varios años antes de Cristo los romanos habían extendido su poderío hacia todos los confines del mundo exterior conocido.  Lógicamente las huestes romanas ya habían llegado a lo que se conoció con el nombre de Hispania, hoy España.  En su afán de conquista los romanos sitiaron a Numancia resistiendo los numantinos por espacio de diez años comprendidos del 143 al 133 antes de Jesucristo, y cuando al fin sucumbieron, antes de entregarse al enemigo decidieron quitarse la vida empleando el fuego y el veneno.  Al entrar en la ciudad, los romanos sólo hallaron desolación y muerte.  Los cadáveres en número aproximado de 6,000 se amontonaban en las calles y en las residencias; fue entonces cuando los romanos incendiaron Numancia, considerándose este incendio como uno de los más famosos de la antigüedad pues tras el incendio sólo quedaron en pie los muros que rodeaban a la ciudad.

Después la historia no registra hechos similares relacionados con la acción destructiva del fuego, no precisamente porque no hubieran ocurrido, sino porque los mismos no fueron registrados para trasladarlos a la posteridad.  De todas formas los citados son suficientes para llegar a la conclusión de que la carencia de medios combativos permitía en aquella época llegar hasta la destrucción de pueblos enteros.  Situaciones similares ocurrieron por la acción devastadora de las guerras, pues los invasores de un territorio no respetaban la vida de los vencidos, enseñoreándose la destrucción no sólo por la acción de las armas, sino por la acción del fuego.

 

          Poco o nada se sabe de los Cuerpos de Bomberos durante el período comprendido del siglo V al X de la edad media.  Como casi todas las ciencias y las artes, la ciencia de combatir incendios cayó en el olvido, para resurgir nuevamente a mediados del siglo XIV.  Por lo menos hasta el siglo XIII los pueblos no se preocuparon por su seguridad en lo que a combatir y evitar incendios se trataba.

 

F. MEDIOS DE EXTINCIÓN

 

La primera bomba fabricada para extinguir incendios, en lo que respecta al continente americano, se sitúa en la ciudad de Philadelphia, Pensilvania, Estados Unidos de América, en el año 1732.  Esta máquina fue diseñada y construida por Anthony Nichols. Un año más tarde los hermanos Thomas y Joseph Hill construyeron la segunda en Boston, Estado de Massachussets, en el mismo país.

 

          La piedra angular del desarrollo del bomberismo mundial lo constituye un invento que vino a revolucionar el sistema de combatir incendios, ocurrido en Ámsterdam, Holanda, en 1672.  Allí surgió la primera manguera construida en cuero y en trozos o tramos de 50 pies de largo cada uno, con uniones de bronce en ambos extremos; este invento vino a descartar definitivamente el uso de cubos y cubetas de cuero. Cualquiera que sea el tipo de bomba que se use en el momento de combatir un incendio, es la manguera el medio efectivo de hacer llegar el agua hasta donde se desee, no importa en donde esté la bomba ni cual sea la altura a la que debe hacerse llegar el chorro, porque precisamente el acoplamiento de los tramos de mangueras hace que el conducto que lleva el agua sea tan largo cuanto se necesite.

 

          En Estados Unidos de América no se construyeron mangueras sino hasta 1811, usándose once años más tarde en un incendio ocurrido en Rhode Island, produciendo ello muy favorables comentarios de la prensa.

 

          En la historia de los Cuerpos de Bomberos encontramos que hay tres innovaciones que pueden considerarse como pasos revolucionarios en la técnica de extinguir incendios.  Primero:  LA BOMBA DE SUCCIÓN inventada en 1822; segundo:  LA BOMBA DE VAPOR perfeccionada en 1852 y tercero; los aparatos MOVIDOS POR MOTOR, que hicieron su aparición en 1903.

 

El primer extinguidor de SODA Y ACIDO fue inventado en Londres, Inglaterra, en 1860, siendo expuesto por esa época en una feria mundial realizada en Sydney, Australia.

Estos extintores son eficientes en pequeños incendios de materiales combustibles ordinarios, como madera, papel, textiles, basura, etc., es decir, incendio de Clase A; no deberán usarse en incendio de líquidos inflamables, grasas, etc., en tinas, tanques, envases abiertos o cualquier incendio de la Clase B.  El uso de estos equipos en fuegos de Clase C, como paneles eléctricos, conmutadores telefónicos, motores, etc. No es recomendado. 

El extinguidor de tetracloruro de carbono, inventado en 1908, mostró gran efectividad en incendios en motores eléctricos y de combustión, pero después cayó en desuso debido a su gran toxicidad. En 1915, en Brooklyn, Nueva York, USA, se realizaron las primeras pruebas del extinguidor de espuma, que llegó a ser uno de los más usados y efectivos en fuegos producido en derivados del petróleo.

 

En 1868 Daniel D. Hayes, un bombero de California, diseñó el primer camión de escaleras mecánicas, equipo que ha llegado a cubrir una de las fases esenciales para acercarse lo más posible al foco del incendio, cuando éste se localiza a determinadas alturas, facilitando a la vez el salvamento de personas.  De esa fecha en adelante las innovaciones que se han introducido al carro escaleras o auto-escala son notables, lográndose ahora subir, bajar y hacer  circular las escaleras hasta por un solo hombre, con el simple manipuleo de botones y palancas.

 

El Snorkel es un carro que en parte sustituye al auto-escala.  Es a manera de las palas eléctricas que se usan en trabajos de ingeniería; al final de una serie de articulaciones tiene una canasta en donde se ubican uno o dos bomberos que manipulan los pitones para lanzar químicos o agua, según el caso, pudiendo tal canasta ir desde el piso hasta una altura apreciable, facilitándose el combate del fuego gracias a la movilidad del brazo a cuyo final está la canasta.

 

En términos generales podemos decir que los inventos en torno a la ciencia de combatir incendio han ido en constante avance, procurándose facilitar la labor del bombero y la efectividad de la extinción.  Hay, por ejemplo, trajes de asbesto y de otros materiales que permiten que el bombero se acerque lo más posible al fuego en unos casos y en otros que pueda pasar entre las llamas sin mayor peligro.  El traje aluminizado da igualmente mucha protección y se usa sólo en casos muy especiales.  En lo relativo a los carros contra incendio -motobombas- hay, además, grandes innovaciones, tal es el caso de barcos a los que se han aplicado las mismas características de aquellas y que funcionan en los puertos de mucho tráfico marino.  En materia protectiva antiguas para el bombero, la industria tiene diversos sistemas que van desde la simple máscara contra gases, otra la “Chemox”, hasta los sistemas de auto contenido.

         

En la mayoría de los incendios quizá el peor obstáculo al que se enfrentan los bomberos es el humo.

 

          El humo no solo es tóxico sino que impide la visibilidad. De esa cuenta una de las primeras medidas que se adoptan en la acción contra el fuego es hacer ventilación, lo que permite la salida de humo; de otra forma, no hacerla daría lugar a explosiones, máxime si la ventilación se hace por abajo, es decir que se producirá un “Backdraft”, tecnicismo con el que se le denomina a este tipo de explosiones, proveniente de la mezcla de aire caliente y fresco.

 

          Precisamente para ayudar a la acción combativa se inventó el extractor de humo, que funciona con motor propio al que se acopla el tubo de succión o manguera propiamente dicha, la cual es de material especial, con una extensión de 25 pies de largo por 16” de diámetro. A este tubo se adapta otro de igual medida, para que el extractor tenga 50 pies de largo.  Todo el aparato es fácilmente manejable por su propio peso y flexibilidad.

 

Dibujos extraidos del Manual de Instrucción Bomberil, Escuela Nacional de Bomberos, 1994.

 

G. ORGANIZACIONES EUROPEAS

 

La primera bomba de mano se debe al alemán John Jauch, hecho que ocurrió en Nuremberg, en 1616, lugar en donde se tomaron importantes medidas preventivas, como el cambio del alumbrado público de antorchas por linternas, que en cada edificio hubiera escaleras manuales, cubos de cuero, depósitos de agua, etc., dictándose los métodos de aplicación necesarios.

 

          Francia acudió a Alemania importando 17 bombas “Nuremberg” en 1699, distribuyéndolas en distintas demarcaciones de la ciudad de París.  En la actualidad Francia ha evolucionado mucho en cuanto a la prevención y la organización de sus Cuerpos de bomberos en todas las ciudades, condados, puertos, etc.

 

          El 2 de septiembre de 1666 se produjo en Londres un pavoroso incendio que destruyó tres cuartas partes de la ciudad.  Este hecho dio origen al primer Cuerpo de bomberos organizado.  Otra consecuencia de este incendio fue el nacimiento del seguro contra incendios.  Las Compañías de seguros ofrecían como incentivo la protección de las propiedades aseguradas con ellas por bomberos pertenecientes a cada Compañía, pues cada una tenía su propia brigada.  Para los años de 1820 al 32 Londres escribió las páginas más negras del bomberismo europeo.  Cada Compañía de seguros colocaba frente a las propiedades por ella aseguradas distintivos que las identificaban, con el fin de que sus bomberos pudieran conocer cuáles propiedades debían proteger.

 

          Al ocurrir un incendio las Compañías destacaban sus brigadas, las que trataban de salvar las viviendas que ostentaran el símbolo de su Compañía.  Verdaderas luchas a muerte se producían por el afán de apropiarse del hidrante más cercano, usando en la lucha sus equipos de trabajo.  Los Cuerpos de bomberos resultaban poco menos que inútiles, conjurándose la situación mediante el acuerdo logrado por los directores de las Compañías de seguros.

 

          El 1 de enero de 1866, luego de un largo proceso de organización del Cuerpo de bomberos, se encomendó la protección de la ciudad de Londres a la Junta Metropolitana de Obra Públicas, nombrándose como su primer oficial al Capitán, más tarde Sir Eyre Massey Shaw.

 

          Durante los primeros años de la jefatura del Capitán Shaw no existían los sistemas de alarmas en las calles. Las estaciones de Bomberos estaban provistas de una alta torre de observación desde la cual  los bomberos vigilaban la ciudad.  Cada torre estaba equipada con binoculares y compases para la mayor eficiencia y exactitud para dar la voz de alarma, actuando la brigada de la zona respectiva.  Ya en este siglo, 1904, el título de Brigada Metropolitana de Bomberos fue cambiado por el de Brigada de Bomberos de Londres.

 

H. ORGANIZACIONES DE BOMBEROS EN AMÉRICA

 

Todas las capitales de los países de América y cada una de las ciudades más importantes, según el país de que se trate, cuentan con organizaciones de bomberos, ya estatales dependientes de uno de los Ministerios de Estado o de la Policía, de las Municipalidades en muy contados casos, o voluntarios, gracias a la buena voluntad del ciudadano y a la cooperación directa de los miembros de la comunidad y de las respectivas autoridades.

 

          La acción voluntaria llega a mantenerse firme porque hay, a la vez, de parte del Estado una porque hay, a la vez, de parte del Estado una cooperación indirecta mediante la emisión de leyes protectivas, tales como impuestos que gravan las edificaciones,  a las aseguradoras y algunas compañías importantes, todo según el país de que se trate y la realidad impositiva del lugar.

 

          Hay países, principalmente aquellos en donde el cuerpo de Bomberos es estatal, como en Brasil, en donde el ciudadano al llegar a la mayoría de edad puede optar entre ingresar a la escuela militar, naval o de bomberos; es decir que éste último servicio tiene carácter obligatorio; y casos hay en que sin previo ingreso a centro de capacitación específico, el ciudadano es llamado a formar filas dentro del bomberismo, al igual que en nuestro medio se le llama al servicio castrense.

 

          Guatemala cuenta con tres Cuerpos de Bomberos, uno Voluntario, que va ya sobre 50 años de labor ininterrumpida, uno de aeronáutica civil,  y uno sostenido por el ayuntamiento, (Bomberos Municipales).

 

          El Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Guatemala cuenta con 118 compañías.

 

          El Cuerpo de Bomberos Municipales, fundado el 10 de Agosto de 1956, tiene su sede central en la 3 Av. 1-45, zona 2 de la ciudad. Su personal es pagado por la municipalidad. El Cuerpo de Bomberos de Aeronáutica civil, instituido exclusivamente para la prevención y combate de incendios en unidades aéreas o en instalaciones que estén bajo su control. Es una entidad, que pese a lo anterior, en un momento dado se constituye en valioso apoyo para las restantes entidades bomberiles de la capital.

 

 

El Salvador

 

            En la república de El Salvador, con la sede central en la capital de la república, funciona el Cuerpo de Bomberos Nacional, entidad sostenida por el Estado y con algunas ramificaciones en el interior del país. Tiene dependencia directa del Ministerio de la defensa nacional y sus efectivos tienen las características propias de los miembros del orden castrense.

 

Esta organización de servicio tiene un órgano oficial informativo dependiente de la Dirección General del Cuerpo, denominada “flama”, publicación trimestral que data de hace muchos años. El Cuerpo mismo  cuenta con el soporte estatal.

 

 

 

Honduras

 

            Hasta hace algunos años Honduras tenía en su capital -Tegucigalpa-, dos organizaciones bomberiles, una nacional dependiente del Estado y otra voluntaria, cuya unificación, ya esta consumada. esta organización tiene una definida dependencia estatal y su proyección es real y efectiva en San Pedro Sula y en algunos otros lugares de importancia Industrial y comercial. El apoyo gubernamental hacia el Cuerpo ha sido manifiesto através de un convenio con el gobierno de Japón que ha permitido que la entidad cuente con un elevado número de auto bombas y unidades para el servicio  de ambulancia y otros menesteres.  La realización en nuestro país del Xo Congreso de la Confederación de Cuerpos de Bomberos del Istmo de centroamericano - Abril 27 al 29 de 1990-, permitió tener una idea del desarrollo de cada una de las instituciones concurrentes, pudiendo afirmar, que el futuro para el bomberismo hondureño es prometedor, no sólo precisamente por este apoyo que en el área centroamericana es inusual, sino por la calidad de los sectores dirigenciales de tan importante institución.

 

 

 

Nicaragua

 

La república de Nicaragua instituyo sus primeros Cuerpos de Bomberos no hace más de 60 años, gracias a la preocupación de quien fuera el comandante Joaquín Vigil Lejarza, cuyo nombre ostentaba el cuartel central en Managua hasta el 23 de diciembre de 1927 en que lo  destruyó el terremoto de ese año.

 

Con el paso del tiempo el bomberismo nicaragüense fue proyectándose hacia el interior del país, contactándose con Cuerpos bien organizados, dotados del equipo indispensable y con magnífica proyección hacia cada comunidad en León; Granada, Chinandega, Carazo, Estelí, Rivas y Matalgapa; todos de carácter  Voluntario.

 

 El terremoto de diciembre del 72 dejó una huella destructiva en el país con directa incidencia en el edificio de la sede central del Cuerpo, cuyo cuartel “Joaquín Vigil”, un edificio de dos niveles sumamente funcional, prácticamente se sentó soterrando unidades y equipos, salvádonse únicamente una auto bomba que en esos momentos se encontraba abasteciéndose de agua en un lugar de la ciudad, lamentándose el deceso del radio telefonista y de un bombero estudiante que tenía como residencia el cuartel.

          Prácticamente el Cuerpo se quedó sin los medios de trabajo, y no fue sino gracias a la ayuda que con máquinas contra incendios aportaron los demás cuerpos del país y de Costa Rica y Honduras que se inició de inmediato el combate de fuego. Nuestra institución no dio aporte de esa índole pero concurrió a Managua en fechas 24 y 28 de ese mes con efectivos y alimentos, respectivamente.

 

          Los Cuerpos de bomberos de Nicaragua estaban agrupados en una federación que en 1963 presidía el comandante Arquitecto Roberto Lacayo Fiallos y posteriormente el Dr. Santos Jiménez Arguello. La recuperación del bomberismo de Managua en particular fue la tarea más difícil. En Nicaragua saltaba a la vista la importancia que se daba al bomberismo, en donde en cada lugar la jefatura estaba en la mayoría de los casos en manos de profesionales y con larga trayectoria dentro de la fundación bomberil. El bomberismo allí tenía el apoyo  del gobierno. Con todo y haber nacido, crecido y desarrollado dentro de un régimen tiránico- Dinastía Somoza-, la actividad       bomberil de ese país fue hasta 1979 un movimiento definido e impactante; a ello contribuyó  la directa relación de sus dirigentes con el presidente en turno, que ostentaba el grado de Comandante General Honorario de la Institución.

          El 12 de Octubre de 1963 se firmó en Managua el acta constitutiva de la Confederación de los Cuerpos de Bomberos del Istmo  Centroamericano 22 al 25 de Abril de 1964, se desarrolló en nuestro país el primer congreso de ese organismo, aprobándose su carta matriz y dictándose disposiciones diversas tendientes al fortalecimiento de los lazos de relación y cooperación interbomberil. Hasta 1979 la Confederación fue el medio de contacto entre los Cuerpos del Istmo y Managua.

 

          El fenómeno político al que antes aludimos lo constituye el movimiento revolucionario que echó por tierra la dinastía Somoza. Al afianzarse el movimiento sandinista el Cuerpo de Bomberos pasó al control militar y se desvirtuaron sus objetivos. Hasta 1990 se pudo tener contacto con dirigentes bomberiles nicaragüenses y conocer la realidad del bomberismo de su país. Precisamente uno de los acuerdos del Congreso, el No 7 dice en su parte resolutiva: ARTICULO ÚNICO: solicitar de la excelentísima Señora Violeta Barrios de Chamorro, Presidenta de la República, la derogatoria de las disposiciones que se hubiera emitido por el gobierno que le antecedió, que vinieron a limitar la independencia del ejercicio de los Cuerpos de Bomberos de su país integrados en la Federación de Cuerpos de Bomberos de Nicaragua, ya al valorar la imposición nicaragüense, proveerles de los medios que permitan su resurgimiento , estabilidad y superación integral”.

 

Costa Rica

 

          El 27 de Julio de 1990 el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Costa Rica cumplió 125 años de existencia. Precisamente en fecha igual del año 1865 el poder ejecutivo del aquel país aprobó el reglamento del Cuerpo  de Bomberos, debido a las gestiones de la municipalidad de San José que desde el mes de febrero del 1993 inició su constitución.

          El 26 de enero de ese año un fuerte incendio prendió en la casa en construcción del Sr. Francisco iglesias, la que sería una de las más elegantes del país. En ese tiempo San José no tenía aún cañería, y el agua llegaba a la ciudad por una acequia construida hace más de un siglo. A ella acudieron millares de personas con baldes, pero nada pudieron hacer pos sofocar aquel siniestro, optándose por dejar que la construcción se consumiera y evitándose que se propagara el fuego a las construcciones vecinas. Este suceso, que conmovió al país, hizo que el concejal don Fernando Estreber mencionara sobre la necesidad de constituir un Cuerpo de Bomberos. Se levantó una contribución particular que alcanzó la suma de $ 569 y 4 reales y se mandó a adquirir a los Estados Unidos una bomba a base de vapor, designada como bomba “El Progreso” que se sacaba a la calle subida sobre un carretón que halaba una mula. El conjunto lo complementaba una campana. Con esa primera unidad se procedió a la organización del personal cuyo mando estuvo al mando de diferentes personas. Por decreto del 29 de Mayo de 1925 la organización pasó a ser dependencia del Banco Nacional del Seguro, bajo cuya dependencia sigue funcionando el bomberismo costarricense con una central en San José y las sub-estaciones de “Barrio México”, “Barrio Luján” y “Guadalupe” en la propia capital y compañías en Puntarenas, Puerto Limón, Heredia, Alajuela, Cartago, Turrialba y San Ramón.

 

          Los Cuerpos de Bomberos de Costa Rica han alcanzado un alto grado de superioridad debido al apoyo del Instituto Nacional de Seguros y al ejercicio continuado de tantos años de servicio.

 

          Es, con Panamá, el país del Istmo con mejores y más moderno equipos de trabajo. En Costa Rica no se usan grados de carácter castrense. La autoridad representada por el Presidente Ejecutivo del Instituto Nacional de Seguros el la máxima orden bomberil, siguiéndolo el jefe de la dirección de Bomberos. La dirección esta conformada por un departamento de operaciones, un Cuerpo con su jefatura, un Consejo asesor, una Unidad de coordinación de bomberos voluntarios, una de Ingeniería de riesgos y una de planes de emergencia.

 

Panamá:

 

          Dentro del área centroamericana panamá ocupa el primer lugar en cuanto desarrollo y capacidad bomberil. esta institución, cuenta con Cuerpos debidamente organizados en Colón, Chitre y Bugaba. En la zona del canal existe un muy buena organización bomberil ajena totalmente al Cuerpo de la Capital y al de las provincias.  El mejor impulsor del bomberismo voluntario en Panamá fue su comandante Juan Antonio Guizado. esta Institución tiene a la fecha un poco mas de 110 años de labor consecutiva y en su seno han habido personalidades del gobierno y de la sociedad, tal es el caso del ex-primer Ministro José Dominador Bazán, el ex- segundo vicepresidente de la República Coronel Raúl Arango Navarro que fue primer comandante del Cuerpo; y el licenciado Miguel Moreno, Embajador de Estados Unidos, quien era Capitán activo.

 

I. EL BOMBERO VOLUNTARIO

 

En diferentes países del orbe la preocupación del Estado de velar  por la vida y los bienes de los habitantes ha dado origen a la organización  de Cuerpos de Bomberos sostenidos con fondos públicos, esto es bajo la total dependencia del Estado. Sin embargo, salvo en aquellos países de gran desarrollo económico en donde es posible para los respectivos gobiernos pagar a sus organizaciones de bomberos, en buen número de países la acción del bombero es voluntaria.

         

El bombero voluntario es un ciudadano de cualquier comunidad, nacional o extranjero que dentro de sus deberes cívicos acepta el servir a sus semejantes salvándoles la vida, sus bienes, sin discriminación de ninguna clase. El bombero voluntario esta sujetol a normas disciplinarias muy similares a las del ordenamiento castrense.

 

 

<<La disciplina es la primera norma que el bombero debe aprender y la última en olvidar>> Extraido de notas tomadas en el Curso de Historia, impartida por el Mayor William de León, 2001.

 

La capacitación previa y conveniente y , los que es más trascendente en su carrera, la entrega total de su voluntad, que llega a situarle en posiciones tales que arriesga su vida para salvar la de sus semejantes.

 

          En nuestro medio esa entrega de que hablamos es visible y total. El bombero voluntario se da todo a la causa de la extinción de incendios y, dadas las modalidades de aplicación del servicio bomberil en Guatemala, no solo la extinción es su preocupación fundamental; están como paso primero la prevención y luego los servicios de ambulancia, recate, aprovisionamiento de agua, localización de personas extraviadas, servicios de grúa, de auto-escala, accidentes de todo género. El bombero voluntario jamás recibe retribución alguna por sus actos.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

III. BOMBERISMO NACIONAL

 

A. INICIO DEL BOMBERISMO EN GUATEMALA

 

En abril de 1944, el CLUB ROTARIO de Guatemala, dentro de su labor de servicio social, donó a la Ciudad la primera unidad para combatir incendios. Casi al mismo tiempo la Municipalidad de Guatemala había adquirido una bomba estacionaría marca “Mack” acoplada con su respectivo motor a una plataforma, la cual era halada por las regadoras municipales. En más de una ocasión el agua era tomada por el público directamente de las regadoras para ser lanzada contra el fuego con diversidad de recipientes.

Entre los años 1947 y 1948 la entonces Guardia Civil contaba con dos vehículos Jeep Willys a los que se adaptaron bombas centrífugas frontales "Barton American", y con un automóvil Ford Roster modelo 1921 equipado con extintores y wintch, equipos que eran usados por los guardias civiles que habían recibido algún tipo de entrenamiento. Sin embargo, el servicio no fue siempre satisfactorio.

 

B. EL FUNDADOR DEL PRIMER CUERPO DE BOMBEROS DE GUATEMALA

 

Rodrigo González Allendes

Fotografía obtendida de www.bomberosvolutarios.com

           

El 16 de agosto de 1951 el Lic. Rodrigo González Alléndes, embajador de Chile para Centroamérica y panamá, sentó las bases para la fundación del primer Cuerpo Voluntario de Bomberos de Guatemala. Reunió en su embajada a representantes de la iniciativa privada, entidades del servicio social, prensa, radiodifusión y gobierno; exhortándoles a organizar un cuerpo voluntario de bomberos que, mediante la capacitación técnica y contando con los equipos de trabajo y de protección personal necesarios, se constituyera en un efectivo bastión de seguridad para todo el país.

 

          En 1967, con ocasión de celebrarse el 15 aniversario de fundación del Cuerpo, en acto público de reconocimiento,  se dio su nombre " LICENCIADO RODRIGO GONZÁLEZ ALLENDES", a la auto bomba registrada con el número 4, disposición que fue notificada previamente al fundador del bomberismo voluntario guatemalteco. También le fue otorgada, con la entonces máxima condecoración del cuerpo, la “Cruz de Honor y Gloria”.

 

Con ocasión del trigésimo aniversario del Cuerpo en 1981, se creó la Orden "Rodrigo González Alléndes", mediante el Acuerdo No. 1546 "A" de la Intervención de fecha quince de mayo de aquel año, "como expresión de reconocimientos de méritos sobresaliente en servicio y a ejecutorias de ciudadanos guatemaltecos o extranjeros cuyos actos representen un señalado beneficio para la Institución, directa o indirectamente, o que incidan a favor del servicio social guatemalteco". Se consigna en esa disposición "que el denominativo de tal Condecoración debe estar ligado íntimamente a la vida del Cuerpo, y que estimándose su fundación como el aspecto más relevante de éste y con ella el nombre del autor de la iniciativa, el Licenciado Rodrigo González Allendes.." se dio así su nombre a la que desde entonces se considera la mas alta condecoración del Cuerpo.

          El Licenciado González Allendes falleció al finalizar el mes de junio de 1981, frustrándose así la intención de que el recibiera ese galardón personalmente en la fecha de aniversario. No obstante, su distinguida viuda, doña Angélica Silva de González Allendes participó de aquellas festividades, imponiéndosele a ella, en acto póstumo al fundador, tan preciado galardón.

 

C. FUNDACIÓN

 

          El 11 de agosto de 1951 se produjo un incendio que dejó un considerable saldo de pérdidas materiales, el hecho ocurrió en la 7ª Avenida y 9ª calle de la zona 1. Pese a los esfuerzos de los improvisados bomberos no fue posible, hasta cinco horas después, controlarlo. Se hizo obvio que hacía falta recursos materiales y personales, ya que en ese entonces los bomberos no recibían un entrenamiento adecuado. El servicio de hidrantes no fue posible aprovecharlo,  y las únicas dos unidades existentes debieron hacer viajes de aprovisionamiento a lugares retirados del suceso.

         

Según las informaciones de prensa de la época el Cuerpo de Bomberos de la Guardia Civil estaba comandado por el entonces subteniente Bernardino Guerra, quien fue auxiliado por particulares y miembros de la Policía Militar, todos con muy buena voluntad, pero carentes de principios sobre la extinción de incendios. Algunas de las Empresas Comerciales dañadas tenían seguros contratados con Comercial Aseguradora, S.A. (CASA), Granai & Townson, S.A. y Firemen Insurance, contratos que no llegaron a cubrir las fuertes perdidas ocasionadas por tal devastador incendio que dio origen a la creación del Cuerpo Voluntario de Bomberos de Guatemala.

 

          A raíz de lo ocurrido, el 16 de agosto de 1951 se propició la organización de la Junta Directiva del Cuerpo Voluntario de Bomberos de Guatemala, la que quedó integrada por los señores JORGE TORIELLO GARRIDO, JOSE ALFREDO PALMIERI, DR. LUIS O SANDOVAL Y ADOLFO AMADO PADILLA, en los cargos de Presidente, Secretario, Tesorero, y Vocal, respectivamente. Formó parte de la directiva, también el Licenciado Roberto Alvarado Fuentes, delegado del Congreso Nacional a la Sesión.

 

          Más de ciento veinticinco ciudadanos, profesionales de diversas disciplinas integraron alrededor de 30 comisiones para realizar las actividades que se consideraron necesarias para dar vida a la idea del Licenciado González Allendes.

D. ASPECTO JURÍDICO

 

          Por acuerdo gubernativo de fecha 25 de abril de 1995 se aprobaron lo estatutos del Cuerpo, los que fueron sustituidos por los emitidos por acuerdo gubernativo del 1o. de septiembre de 1970.

 

          El 20 de enero de 1961 el congreso de a República emitió el Decreto No. 1422, que obliga a las Compañías de Seguros que cubren el rublo de incendios a pagar al Cuerpo, por conducto de la Superintendencia de Bancos, la suma de un millar de quetzales anuales, conformándose un ingreso total de Q12,000.00.  Esa misma ley establece que el 2% del valor de la prima de seguro que paga el asegurado corresponde al Cuerpo, lo que hace un total de cincuenta a sesenta mil quetzales promedio mensuales.  El fundamento jurídico del Cuerpo está en el Decreto Legislativo 81-87 que entró en vigor el 3 de diciembre de 1987, del que se desprenden los estatutos y los reglamentos del Tercer Comandante, la Escuela Nacional de Bomberos, de ascensos y los demás complementarios de la carta matriz.

 

 

 

E. SOPORTE ECONÓMICO

 

          El Cuerpo se sostiene con un subsidio estatal que para el año 1,993 tenía un monto de Q 6,371,910.00 al que se adicionó el producto de los ingresos captados por aplicación del decreto Legislativo 1422 y algunas contribuciones voluntarias.

 

F. ORGANIZACIÓN INTERNA

 

          De conformidad con la Ley Orgánica de la Institución,  Decreto Legislativo 81-87, la autoridad máxima de la entidad la constituye la Junta Nacional de Oficiales, organismo que está integrado por los miembros del Directorio Nacional, los Directores y Jefes de Compañías legalmente reconocidos y en funciones en el país. 

A continuación mostramos los niveles de autoridad en orden descendente:

 

JUNTA NACIONAL DE OFICIALES

DIRECTORIO NACIONAL

COMANDANTE PRIMER JEFE

COMANDANTE SEGUNDO JEFE

COMANDANTE TERCER JEFE

 

Jefaturas:

DE SERVICIO

DE ABASTECIMIENTO Y SUMINISTROS

DE TALLERES Y MANTENIMIENTO

DE SEGURIDAD Y PREVENCIÓN

DE RELACIONES PÚBLICAS

 

CONSEJO NACIONAL DE REGIONES

CONSEJO TÉCNICO NACIONAL

 

TRIBUNAL DE HONOR

 

SECRETARÍA EJECUTIVA

JEFATURA DE PERSONAL

CONTABILIDAD Y CAJA

ESCUELA NACIONAL DE BOMBEROS

COMITÉS PRO COMPAÑÍAS

COMPAÑÍAS

SUBESTACIONES

FUERZA VOLUNTARIA

FUERZA PERMANENTE

SECCIÓN DE HOMBRES “RANA”

AGRUPACIÓN FEMENINA

“VOLUNTAD DE FUEGO”

 

 

 

 

G. BOMBEROS MUNICIPALES

 

          Por Acuerdo del consejo municipal que presidía el Alcalde de Guatemala, Ingeniero Julio Obiols Gómez, emitido el 10 de agosto de 1955 se constituyó el denominado entonces departamento Municipal de Bomberos.  En esa época surgió una crisis en el quipo de fútbol Municipal, de allí que a fin de aposentar a sus integrantes con una remuneración determinada, algunos futbolistas fueron asignados al referido Departamento.  La adscripción de estos elementos no dio los resultados propuestos, pues los horarios de trabajo no eran compatibles con los de las actividades de algunos futbolistas-bomberos; de esa cuenta, durante el período del Alcalde Dr. Luis Fernando Galich López se emitió el Acuerdo No. 519 del 17 de septiembre de 1959 por medio del cual se independizaba el departamento de bomberos del de limpieza, se nombró una guardia permanente y se designó como jefe al ahora mayor de Bomberos Voluntarios Carlos Enrique Gil Aguilar, quien en compañía de los también Mayores voluntarios, Héctor Hugo Cabrera Meza, Julio Roberto Rodas Galicia y señor Guillermo Monzón, había recibido años atrás la capacitación necesaria en el Cuerpo de Bomberos de Costa Rica.

 

          Este Cuerpo, que debiera sostenerse exclusivamente con fondos municipales por cuanto depende directamente de la municipalidad, ha acudido a todo tipo de conscripciones económicas, siguiendo los pasos del Cuerpo voluntario.  su jurisdicción llega únicamente hasta los límites del municipio de Guatemala, aunque en casos de emergencia nacional se ha proyectado, momentáneamente, al interior del país.

 

          La organización del Cuerpo de Bomberos Municipales es similar a la del Cuerpo Voluntario.  La existencia de ambas entidades constituye un serio problema para la comunidad y para las propias organizaciones, debido a que, orientándose ambas  hacia un mismo fin, la protección de la comunidad. Es importante mencionas que hay doble gasto de combustible, desperdicio de energía humana, peligro de accidentes y una competencia para la realización del servicio requerido. Todo cuanto se ha hecho por erradicar esta situación ha sido en vano. Dejando al margen las diferencias personales profundas en casos afortunadamente limitados, todo el problema gira en torno a la falta de comprensión de elementos de uno y otro bando, en torno también al grado de cultura de otros y al sentido de responsabilidad, siendo este aspecto el más grave, pues en todo encuentro no sólo se juega la integridad de los involucrados, sino el prestigio de ambas entidades.

 

 

 

H. EQUIPO PROTECTIVO

 

            Por lo general el equipo protectivo del bombero está conformado con casco, casaca, cinturón, botas, guantes, uniforme, etc.  El casco tradicional del bombero voluntario está construido de fibra gruesa especial con cintas reflectivas de color blanco y un visor protectivo.  En el frente aparece la palabra voluntario, en el centro la figura del grado que se ostenta y la palabra bombero, Galonista, Oficial o Mayor, según el caso.

 

          El uniforme de diario consta de dos piezas; pantalón en tela color negro con sutache en color amarillo y camisa en tela color blanco. En la camisa se usan gafetes, distintivos y chapa metálicos en color oro para la oficialidad y plata para galonistas y caballeros bomberos.  en la chapa y gafetes aparece el logotipo de la Institución.  en los últimos aparece la identificación del portador y el grado que ostenta, así como la Compañía a la que pertenece.  El uniforme se complementa con casco y botas de cuero.

 

 

 

 

I. INTERVENCIÓN

 

          Durante el régimen del gobierno de facto del Coronel enrique Peralta Azurdia, el Prof. Armando Moreno, Presidente del cuerpo, solicitó a dicho funcionario gubernamental ayuda económica, porque la situación de la Institución era muy difícil.

 

          El Gobierno consideró que en el Cuerpo no se estaba cumpliendo a cabalidad con las normas contables del caso, y para otorgar la ayuda solicitada emitió el Decreto Ley 344 mediante el cual se intervino el cuerpo para encarrilarlo dentro de preceptos legales.  La verdad es que si alguna situación anómala se encontró no era de tal naturaleza como para tomar medidas intervencionistas, situación que prácticamente estaba resuelta tres meses después del inicio del ejercicio del primer interventor el Coronel Carlos Ramón Galich López, quien tomó posesión del cargo el 10 de mayo de 1965.

 

Podemos señalar que la intervención del Cuerpo sólo tuvo muy breves períodos de positividad en contra de lo negativo que se significó o el marcado ausentismo del voluntario. Se negó al bombero la libertad de acción y de palabra. Como resultado de casi dos décadas de intervención se dieron expulsiones y bajas que no tenían razón de ser pero se vivía dentro de un régimen de fuerza más poderoso que el anhelo del bombero por  ser libre.

 

          El 2 de diciembre de 1983 viene a ser dentro de la vida de la Institución una fecha de tanto simbolismo como la de su fundación el 16 de agosto de 1951, por cuanto ese día, se dio a conocer el Decreto Ley 146-83 por el que el régimen de facto del General de División Oscar Humberto Mejía Víctores desintervino al Cuerpo.

 

 

J. EL BOMBERO VOLUNTARIO ANTE LA SOCIEDAD

 

El Bombero Voluntario aparece ante su comunidad como un ser de esperanza y de alivio ante cualquier situación de emergencia. El bombero voluntario debe mostraste ante la sociedad como un ser digno de confianza.

 

 La conducta del Bombero, privada y públicamente se enmarca dentro de actitudes de profundo respeto a sus semejantes; debe saber conducirse ante cualquier persona con educación estar siempre dispuesto al servicio, aún cuando no caiga dentro de sus funciones meramente bomberiles. Debe recordarse que dentro de la sencillez del uniforme que viste el Bombero Voluntario hay una actitud que le honra, por distinguirse de los demás por esa clase de vestuario, en consecuencia, honra el uniforme que viste que es como honrar a la propia Institución, conduciéndose siempre como ha quedado señalado, aún cuando no vista el traje de bombero.

 

K. EL BOMBERO VOLUNTARIO DENTRO DE LA INSTITUCIÓN

 

El Bombero Voluntario principia por honrar a las instalaciones tal cual si fuese su propio hogar, y se conduce dentro de ella con respeto hacia los demás y siempre con una disposición para prestar los servicios a que está obligado. El Bombero Voluntario está seguro de que a cada paso conjuga los conceptos: respetar, servir, cooperar, pues no otra es su función dentro de la Institución. Respeta no sólo al superior jerárquico sino al de igual como de inferior gradación. Dentro de una actitud respetuosa, y se mantiene en una relación de mutuo entendimiento y de fraternidad que contribuye a mantener un clima de mutua comprensión y de alegría dentro del círculo en el que se mueve.

 

Servir debe entenderse como la actitud de ser siempre diligente para cumplir las ordenes que se le imparten y aún hacer todo aquello que sin constituir una orden represente volcarse a favor de los demás para un benefició común o para beneficio de terceras personas.

 

 

L. EL UNIFORME DEL BOMBERO VOLUNTARIO

 

El uniforme deben mantenerse en condiciones de presentación satisfactoria. El uniforme de diario consta de un pantalón negro y una camisa blanca con los gafetes y chapas respectivas. Cuando el uniforme es de una sola pieza se llama overol, sostenido por la cintura mediante un cincho. Cuando el uniforme es de dos piezas se denomina uniforme de presentación, igualmente sostenido por medio de un cincho de color negro. Sólo los oficiales están autorizados para usar cincho de color blanco. Como es fácil comprender la diferencia jerárquica se establece por el grado respectivo, bastando para el caso dar un simple vistazo al brazo izquierdo del individuo.

Se complementa el uniforme con el casco de color negro, en cuya parte frontal aparecen uniformemente las palabras VOLUNTARIO, al centro la insignia del grado, que tiene que ser igual a la que aparece en el uniforme, y en la base la palabra BOMBERO, GALONISTA, OFICIAL o MAYOR, según el grado del efectivo.

M. LA SOLIDARIDAD GREMIAL

 

Solidaridad es el sentimiento que induce a los hombres a prestarse ayuda mutua.

 

<<Nosotros, los Bomberos Voluntarios, pertenecemos a un gremio, el del Benemérito Cuerpo Voluntario de Bomberos de Guatemala y como seres humanos no podemos ser ajenos a la solidaridad. Esta se manifiesta en nuestro trato cordial y fraterno y debe seguir manifestándose en la ayuda, el auxilio y la colaboración a que estamos obligados para con nuestros compañeros.>> Extraído del Manual de Instrucción Bomberil

 

Las tareas que competen al bombero son delicadas y de riesgo inminente, por lo que los bomberos deben velar por la integridad de sus compañeros en acción.  El Credo lo dice con total claridad: "Creo en la solidaridad de mi gremio. La aliento y la practico porque ella es la base de sustentación de la Institución a la que pertenezco, y resguardo de mi propia vida". Desde luego que la solidaridad no sólo se da en servicio, debe ser y en la misma dimensión, en todas las actividades que se realizan dentro y fuera de la Institución.

 

 

 

N. EL SALUDO DEL BOMBERO VOLUNTARIO

 

El saludo, dentro de la Institución es un acto obligado, dirigido hacia el superior, cualquiera sea su grado.

Cuando la cabeza se tiene cubierta con el Casco y se está ante un superior jerárquico uniformado, el bombero se colocará en posición de firmes y llevará su mano derecha hacia el perfil derecho del ala anterior del casco, manteniéndose así hasta que se le conteste el saludo.

Si se tiene la cabeza descubierta se procederá en igual forma, sólo que la mano derecha se colocará en la misma posición a la altura del pecho.

 

Cuando se esté en posición de sentado y al frente para un superior, de inmediato se colocará en posición de firmes, viendo hacia donde pasa el superior y haciendo el saludo como queda indicado anteriormente. Si el superior no viste las prendas reglamentarias, no se guardará la posición de firmes.

 

O. EL LEMA DEL BOMBERO VOLUNTARIO

 

El lema resume el fondo o razón de ser una empresa o entidad. El Cuerpo como institución tiene su lema conformado por tres palabras: DISCIPLINA-HONOR-ABNEGACION. Este lema fue adoptado por el Cuerpo conforme el Acuerdo No. 4 dictado por el Primer Congreso de la Confederación de los cuerpos de Bomberos del Istmo Centroamericano, de fecha 25 de abril de 1964. Estas tres palabras reflejan por sí solas la alta misión del Cuerpo y la justa posición del Bombero Voluntario.

 

Disciplina es el conjunto de leyes, normas y reglamentos que rigen a las instituciones; es, entonces, el acomodo del individuo hacia esas regulaciones, es decir, su sujeción a las mismas. Disciplina, se ha dicha, es la educación de la conducta.

 

<<La disciplina, dijo el Comandante Raúl Gándara, del Cuerpo de Bomberos de Puerto Rico, es lo primero que el bombero debe aprender y lo último que puede olvidar.>>

 

 

P. CREDO DEL BOMBERO VOLUNTARIO

 

<<1. Creo en la alta dimensión de la trilogía; Disciplina, Honor y Abnegación, como normas fundamentales de mi conducta dentro y fuera del ejercicio de mi profesión.

2. Creo en el juramento que me obliga a servir desinteresadamente y en el sagrado nombre de Bombero Voluntario que ostento.

3. Creo en el cumplimiento del deber como el bien supremo de mis actos, enmarcados dentro de la hermosa trilogía que es mi escudo, mi norte y mi antorcha.

4. Creo en la sencillez de mi trabajo y en la grandeza de la satisfacción espiritual que me produce.

5. Creo en capacidad de amar con nobleza, atributo primario que aflora en mi entrega física y espiritual en defensa de mis semejantes.

6. Creo en Dios como la fuerza suprema que me alienta, cuando mis actos depende la paz espiritual, el resguardo físico y aún la vida de quienes a mi acuden.

7. Creo en mis manos, en mi razón y en mi mente, porque conjugándolas labro con ellas un poco de felicidad para los necesitados.

8. Creo en la solidaridad de mi gremio. La aliento y la practico, porque ella es la base de sustentación de la institución a la que pertenezco, y resguardo de mi propia vida.

9. Creo en la verdad de que servir a la comunidad es la forma más efectiva de proyectar la bondad del espíritu humano.

10. Creo en que, aún acosado por el materialismo que me rodea, servir a mi patria por estos carriles es la decisión más acertada de mi vida.>>

 

Palabras escritas por el Mayor Oscar Díaz.

 

 

 

 

 

 

 

 


IV. ORGANIZACIÓN DEL CUERPO VOLUNTARIO DE BOMBEROS DE GUATEMALA

 

 

A. DIVISIÓN REGIONAL DE LAS SUB-ESTACIONES

 

Actualmente el Cuerpo Voluntario de Bomberos cuenta con 118 compañías. Para facilitar la administración y definir correctamente el área que cada una de ellas cubre se dividen en las siguientes regiones:

 

·         Región metropolitana

·         Región central

·         Región occidental central

·         Región norte

·         Región nororiente

·         Región Petén

·         Región sur oriente

·         Región nor occidente

·         Región occidental

·         Región sur occidente

·         Región sur

 

TABLA DE UBICACIÓN DE COMPAÑÍAS

 

Región Metropolitana:

 

 

CIA

DIRECCION

LOCALIDAD

1ª.

1 a. Avenida 18-97, zona3

Guatemala

2ª.

48ª. Avenida 7-45, zona 3 Col. Rosario

Mixco

3ª.

Col. 1ro de Julio zona 19

Mixco

4ª.

12 Avenida 4-43, zona 6

Guatemala

10ª.

5 Avenida 5-37, zona 11

Guatemala

22ª.

5 Calle y 5ª. Avenida

Villa de Mixco

49ª.

30 Avenida 25-41, zona 7 Col. 4 de Febrero

Guatemala

50ª.

12 Avenida 24-62, zona 18 El Paraíso II

Guatemala

100ª.

Ciudad San Cristóbal

Mixco

78ª.

Nimajuyú, zona 12

Guatemala

69ª.

Km. 16 a El Salvador, Santa catarina Pinula

Santa Catarina Pinula

 

 

 


B. UBICACIÓN DE LAS SUB-ESTACIONES EN LA REGIÓN METROPOLITANA

 


 

C. PERSONAL Y EQUIPO DISPONIBLE

 

          Actualmente el CVB cuenta con 4,500 bomberos, tanto voluntarios como permanentes, todos asignados a alguna de las 118 compañías.

 

          El Cuerpo cuenta con 675 vehículos; entre ellos ambulancias, motos, rescate, motos, motobombas, y cisternas de abastecimiento.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

V. ESTADÍSTICAS DE SERVICIOS CUIERTOS POR EL CVB

 

A. CIFRA DETALLADA DE SERVICIOS CUBIERTOS POR EL CVB EN EL PAÍS DE 1,996 AL 2,000

 

B. ESTADÍSTICA GENERAL DE SERVICIOS CUBIERTOS EN EL PAÍS DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,001

 

 

 

 

 

C. ESTADÍSTICA GENERAL DE SERVICIOS CUBIERTOS EN EL PAÍS DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,002

 

 

 

 

 

D. ESTADÍSTICA GENERAL DE SERVICIOS CUBIERTOS EN EL PAÍS DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,003

 

 

 

 

 

 

E. CALCULO APROXIMADO DE ESTÁDISTICA POR REGIONES CUBIERTOS DE ENERO A DICIEMBRE DEL AÑO 2,003

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gráfica de servicios cubiertos por el CVB en toda la República:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Gráfica de servicios cubiertos por el CVB en el área metropolitana:

 

 

Como se observa en la gráficas el porcentaje de servicios realizados por el CVB no aumenta en forma lineal; pero podemos deducir que en los últimos años ha aumentado en un 13% aproximadamente.

 

 

Gráfica de tipo de servicios efectuados por el CVB en toda la República: (1,996-2,003)

 

Gráfica de tipo de servicios efectuados por el CVB en el área metropolitana: (1,996-2,003)

 

En la gráfica anterior se clasifican los 5 tipos de servicios realizados con mayor frecuencia por el CVB durante el período de 1,996 al 2,003.

 

Como se puede observar los servicios prestados con mayor frecuencia se realizan en ambulancia, por lo que las estaciones deben contar con las unidades y personal necesario para prestar dichos servicios.

 

Durante los últimos 8 años se han atendido 138, 515 heridos en  accidentes de tránsito. Comúnmente durante un accidente de tránsito no solamente se requiere de una unidad médica, sino también una unidad de rescate; ya que las personas pueden quedar atrapadas dentro de sus vehículos, siendo necesario el uso de equipo especial. Las estaciones deben contar con el personal y equipo necesario para que ambas unidades laboren conjuntamente.

 

Es importante señalar que durante el período mencionado se destacaron 255,680 unidades en falsas alarmas; por lo que considero importante que  el centro de comunicaciones (cabina) en la estación central cuente con el equipo y personal suficiente para evitar en lo posible el uso innecesario de equipo y personal.

 

Gráfica de servicios realizados por región en el período de enero a diciembre del 2,003:

 

1.Metropolitana  2.Central 3.Sur-Oriente 4.Nor-oriente

5.Sur-Occ. 6.Norte 7.Nor-Occ. 8.Occidental 9.Occ-central

 

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 


Como podemos observar en la gráfica la región central y metropolitana abarcan el 50% de los servicios efectuados por el CVB, perteneciendo el otro 50% al área rural del país.

 

 

 

 

 

 

 

V. FUNCIONAMIENTO Y SERVICIOS PRESTADOS POR LA ESTACIÓN CENTRAL DE BOMBEROS DE GUATEMALA

 

En Guatemala y en la mayoría de países latinoamericanos los Cuerpos de Bomberos no limitan sus servicios a la prevención y la extinción de incendios, sus labores se amplían a prestar servicio de ambulancia, rescate, aprovisionamiento de agua, localización de personas extraviadas, servicio de grúa, de auto escala y accidentes de todo género.

SERVICIO DE AMBULANCIA

Fotografía extraída de Nuestro Diario, Guatemala 20 de agosto del 2,002.

 

SERVICIO DE AUTO ESCALA

Fotografía extraída de Internet, www.bomberosvoluntarios

 

 

 

 

        SERVICIO DE EXTINCIÓN DE INCENDIOS

  Fotografía extraída de Internet, www.bomberosvoluntarios

 

RESCATE

Fotografia extraida de Internet, www.cruzroja.org

 

 

Las 118 compañías que cubren las distintas áreas del país son monitoreadas por la 1ª  compañía o Estación Central.

 

          En la estación central se reciben todas las llamadas para solicitar un servicio (al marcar el 122). El encargado de cabina (centro de comunicaciones) siempre  tiene comunicación con todas las estaciones, unidades de rescate, ambulancias, motobombas, unidad de relaciones públicas, Ministerio Público, Policía nacional civil, Hospital San Juan de Dios, Hospital Roosevelt, IGGS.  Permitiéndole coordinar una realización eficiente en los servicios prestados.

 

La estación debe contar con unidades de recate, ambulancia, motos, abastecimiento, motobombas; los cuales cubren los servicios requeridos en el área. También los vehículos pueden ser destacados en apoyo a las demás sub-estaciones.

 

La estación también debe contar con equipo de rescate acuático, y equipos de rescate especializados, los cuales son enviados a cualquier área de la república en caso de desastre.

 

La estación central es también la encargada de manejar todos los aspectos administrativos del CVB.

 

La estación central alberga al departamento de relaciones públicas, el cual se encarga de promover campañas preventivas, es el intermediario entre la prensa y el CVB. Es aquí donde se lleva un control de las estadísticas manejadas por el  cuerpo.

 

La estación central alberga las oficinas del programa de desminado, la oficina de la escuela de bomberos, la oficina del programa T.U.M (técnico en urgencias médicas), y las oficinas de manejo de personal. También es aquí donde se lleva a cabo la contabilidad y se coordina el abastecimiento de combustible de todas la unidades.

 

Actualmente el departamento de talleres se encuentra también en la estación.

 

           El Directorio Nacional se maneja en la estación central, así como el lugar donde se realizan actos protocolarios. La Estación Central de Bomberos Voluntarios es la imagen que representa a toda la Institución.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

VI. FUNCIONAMIENTO DE UNA SUB-ESTACION DE BOMBEROS

 

A. SERVICIOS PRESTADOS

 

Como se mencionó anteriormente en Guatemala y en la mayoría de países latinoamericanos los Cuerpos de Bomberos no limitan sus servicios a la prevención y la extinción de incendios, si no sus labores se amplían a prestar servicio de ambulancia, rescate, aprovisionamiento de agua, localización de personas extraviadas, servicio de grúa, de auto escala y accidentes de todo género. Esto es tomando en cuenta la ubicación de la estación.

 

Una Estación  de Bomberos es el centro de operaciones desde el cual se coordina la realización de los servicios prestados. Es el lugar donde se almacena y se le da mantenimiento al equipo utilizado durante los servicios.  Muchas veces una Estación de Bomberos es el lugar donde se realiza la capacitación práctica y teórica de los conocimientos que un bombero debe poseer.

 

          Una Estación de Bomberos debe contar con los espacios necesarios para que los bomberos realicen sus actividades diarias.

 

          Es de suma importancia que la estación se pueda identificar como tal ante el público, es decir que la edificación proyecte claramente su función; así mismo una estación debe estar localizada en un lugar donde la comunidad pueda acudir fácilmente.  Una estación de bomberos es el lugar donde muchas personas acuden en situaciones difíciles, por lo cual ésta debe ser todo lo que la comunidad espera.

 

          Es importante que una estación tenga vías de acceso rápidas a las rutas principales que unen las distintas regiones que la estación cubre; así como también a las vías de acceso a los hospitales más cercanos.

 

B. MANEJO DE UNA SUB-ESTACIÓN DE BOMBEROS

 

Cada Estación de Bomberos trabaja en conformidad con La Ley Orgánica del Cuerpo, como ya se explicó anteriormente en la sección de la Organización Interna del Cuerpo. Cada Estación y sus miembros debe responder a las autoridades ajenas a la misma.

 

            Cada Estación se maneja por medio de una Junta de Oficiales, los cuales se encargan de la administración de la estación. Se encargan del cumplimiento de la disciplina de sus miembros.

 

           Todos los miembros de la estación son responsables por la limpieza de la misma y de sus unidades. Normalmente los turnos  de los Bomberos permanentes se realizan de 24 por 24 horas. Los Bomberos Voluntarios realizan  turnos de ocho horas cada 5 días, los cuales normalmente se realizan de 10:00 pm. a 6:00 am. . El jefe de servicio o jefe de turno es el encargado de velar por que la limpieza, orden y funcionamiento de la Estación. Cualquier anomalía debe ser reportada durante el cambio de turno o de ser pertinente a un miembro de la Junta de Oficiales.

 

          Todos los Bomberos deben presentarse a turno puntualmente y debidamente uniformados,  para luego presentarse ante el jefe de servicio, el cual le indicará la forma de proceder en caso se de una emergencia.

 

Una Estación  de Bomberos es el centro de operaciones desde el cual se coordina la realización de los servicios prestados. Es el lugar donde se almacena y se le da mantenimiento al equipo utilizado durante los servicios.  Muchas veces una Estación de Bomberos es el lugar donde se realiza la capacitación práctica y teórica de los conocimientos que un bombero debe poseer.

 

          Una Estación de Bomberos debe contar con los espacios necesarios para que los bomberos realicen sus actividades diarias.

 

          Es de suma importancia que la estación se pueda identificar como tal ante el público, es decir que la edificación proyecte claramente su función; así mismo una estación debe estar localizada en un lugar donde la comunidad pueda acudir fácilmente.  Una estación de bomberos es el lugar donde muchas personas acuden en situaciones difíciles, por lo cual ésta debe ser todo lo que la comunidad espera.

 

          Es importante que una estación tenga vías de acceso rápidas a las rutas principales que unen las distintas regiones que la estación cubre; así como también a las vías de acceso a los hospitales más cercanos.

C. RADIO-COMUNICACIÓN

 

Cada estación tanto de la región metropolitana, como rural, están monitoreadas por la estación central (1 compañía). En la estación Central se reciben todas las llamadas para solicitar un servicio (al marcar el 122) El encargado de Cabina (centro de comunicaciones) de la Estación Central siempre tiene comunicación con todas las estaciones , unidades de rescate, motobomba, ambulancias, Unidad de relaciones públicas, Ministerio Público, Policía Nacional Civil, Hospital San Juan de Dios, Hospital Roosvelt, IGGS. Los encargados de cabina siempre conocen la ubicación de todas las unidades, que tipo de servicio están realizando, quien es el responsable y piloto de la unidad. Esta comunicación se logra vía radio, en las actividades de tipo bomberil es factor importante para la coordinación y eficiencia de aquellos servicios y/o emergencias en que el Cuerpo esté participando.

 

El cuerpo de Bomberos cuenta con tres tipos de radio:

 

-Las unidades para uso fijo

-Las unidades para uso móvil

-Las unidades para uso portátil

 

          La estación fija es el más importante por ser el cetnro de control de todo un sistema de radio comunicación, dicho aparato conectado con una antena apropiada para la frecuencia en uso será la que mantenga contacto con las unidades de tipo móvil o portátiles.

 

El aparato de radio que se utiliza en estación fija puede constar de un sistema de suministro de energía mediante un convertidor 110 AC a 12 DC, que es el voltaje en que comúnmente operan los radios; sin embargo puede utilizarse a base de batería, la cual con un cargador adicional puede seguirse utilizando en caso de falla de la energía pública, lo cual comúnmente ocurre en caso de desastre.

 

          Las unidades para uso móvil permiten que unidades como motobombas, carros de rescate, ambulancias, cisternas, etc. se mantengan en contacto con el control central teniendo éstos mucho más autonomía que la estación central, ya que en caso de falla eléctrica éstos por estar conectados directamente desde el sistema eléctrico de 12V de los vehículos, pueden operarse en caso de emergencia como centro de control.

 

          El equipo portátil es liviano y compactado, básicamente diseñado para comunicaciones de corta distancia y dependiendo de la propagación de las ondas radiales y por tanto de la estación fija como de las unidades móviles; estos equipos son útiles cuando se efectúan rescates o acción tipo especial durante los cuales lógicamente no es posible contar con una unidad móvil como es el caso de un incendio dentro de un edificio, lo cual le permite a una unidad portátil estar en contacto con el exterior.

 

          Todo bombero debe conocer con  la mayor exactitud- el radiotelefonista con mayor razón-, la ubicación de centrales y estaciones policíacas, castrenses, compañías de luz y de gas, servicios de comunicación, entidades de beneficencia, centros hospitalario públicos y privados y de ser posible los teléfonos de esas instituciones o entidades.

 

D. EMERGENCIAS

 

Al suscitarse una emergencia calificada  la estación control o la unidad móvil, o en su defecto la unidad portátil que se encuentre próxima o en el área afectada es enviada al lugar; debiéndose de inmediato mantener libre el canal a utilizar; en frecuencias alternas, es recomendable tener un canal de operaciones para estos casos. Las ordenes están a cargo de la estación o control central y  están respaldadas por los oficiales a cargo.

 

E. LUCES DE ALARMA Y TIMBRES DE EMERGENCIA

 

          La utilización de luces de emergencia y timbres de alarma es de uso generalizado en los Cuerpos de bomberos, por cuanto su observancia y audición en cada contacta al bombero con la situación que debe afrontar. Radiotelefonistas, pilotos y bomberos en general tienen conocimiento exacto de las diversas luces y sonido del timbre. El siguiente sistema es efectivo y funcional:

 

Luz azul y un timbrazo corto:

Indica que se trata de un traslado, maternidad, enfermedad común ,etc.

 

Luz amarilla y varios timbrazos intermitentes:

Indica que se trata de una emergencia; accidente de tránsito, laboral, hogareño, etc. o persona con herida de arma blanca o arma de fuego.

 

 

 

Luz amarilla y un timbrazo prolongado:

Indica que se trata de un rescate de un ser humano, ya sea de un pozo, sima, etc.

 

Luz roja y timbrazo prolongado:

Indica que se trata de un incendio de una vivienda, un vehículo o de carácter forestal

 

Luz roja y amarilla y timbrazo prolongado:

Indica que se trata de un incendio de una vivienda, un vehículo, o una explosión.

 

          Previamente el Jefe de servicio de cada estación designo las labores que cumplirá cada elemento bajo su cargo. Designo el piloto de cada unidad disponible, el responsable de cada unidad y los coleros con que cuenta cada una. Esto se hace con el propósito de realizar de manera eficiente y ordenada los servicios.

 

          Cuando la unidad se hace presente en el lugar de la emergencia se comunica inmediatamente con la estación central, le indica si necesita refuerzo, ya de sea de otra unidad, de la PNC o de alguna entidad en específico que se requiera en el lugar.  En el momento que l a unidad se retira del lugar informa  a control a donde y sobre que ruta se dirige. Al regresar a su estación nuevamente debe reportarse a control disponible para la realización de algún otro servicio.

 

F. PAPELETAS DE SALIDA

 

Se denomina así el documento general de control de cada servicio realizado por el cuerpo, cuya elaboración está a cargo del radiotelefonista de la estación central o de la sub-estación, según sea el caso. Los datos que deben llenarse en la papeleta son:

Fecha

dirección en donde se efectuará el servicio

Número de teléfono de donde se solicitó el servicio

Nombre de las personas que solicitaron el servicio

Hora de entrada y salida de las unidades

 

Posteriormente se consignan en la papeleta los datos siguientes:

Hora de retorno de las unidades

Identificación numérica de las unidades

Nombres y apellidos de los pilotos

Nombres y apellidos de los responsables de la acción

Nombres y apellidos del telefonista de turno.

 

          En las papeletas de las sub-estaciones se consignarán los datos ya señalados, reportándolos a la estación central. En la papeleta correspondiente se anotarán los nombres y apellidos del radio-telefonista que recibió los datos respectivos.

 

          Es obligación del radio-telefonista de turno tener preparada la papeleta respectiva para que al volver la dotación el responsable formule el reporte del servicio cubierto. Para la elaboración de éste se habrá recabado toda la información mediante se resumen los hechos ocurridos. En el caso de pacientes se les identificará debidamente consignándoles nombres, apellidos, edad, domicilio, etc. De no ser ellos posible por estado de inconciencia se obtendrán dichos datos de la persona que lo acompañe. De esto se imposible se consignarán estatura y edad aproximada, forma de vestir y cualquier otro dato pertinente. De llevarse al paciente a un centro asistencial se acudirá a la persona responsable del mismo para establecer sus pertenencias y dejarlas en buen recaudo.

 

          Cada reporte es parte de la historia de la institución, documentos que casi siempre son consultados para propósitos de orden legal o administrativo.

         

          A continuación adjunto muestras de papeletas de salida y modelos para elaborar reportes de ambulancia, incendio, rescate y servicios varios.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

         

 

         

 

 

 

 

 

 

 

 

PAPELETA DE SERVICIO DE AMBULANCIA

 

PAPELETA DE RESCATE

 

REPORTE DE INCENDIO

 

PAPELETA DE SERVICIOS VARIOS

 

 

G. REQUERIMIENTOS EN INSTALACIONES DE UNA SUB-ESTACIÓN DE BOMBEROS

 

Cabina ó centro de comunicaciones

 

            Este es el espacio designado para el monitoreo de los servicios prestados por la Estación, Es el lugar donde se ubica la unidad de radio fija, la cual es la más importante por ser el centro de control de todo un sistema de radio comunicación, dicho aparato conectado con una antena apropiada para la frecuencia en uso será la que mantenga contacto con las unidades de tipo móvil o portátiles.

 

Fotografia tomada en la cabina de la 1 cía.

El aparato de radio que se utiliza en estación fija puede constar de un sistema de suministro de energía mediante un convertidor 110 AC a 12 DC, que es el voltaje en que comunmente operan los radios; sin embargo puede utilizarse a base de batería, la cual con un cargador adicional puede seguirse utilizando en caso de falla de la energía pública, lo cual comunmente ocurre en caso de desastre.

 

          La ubicación de este espacio es de suma importancia, ya que no solamente sirve para la radio-telecomunicación; si no también es el lugar donde se reciben solicitudes personales de algún servicio. Por lo mismo dicho espacio debe ser localizado fácilmente por el solicitante, Por medio de este espacio debe ser posible mantener una comunicación clara; pero al mismo tiempo debe estar aislada del exterior, para resgaurdar la seguridad de los bomberos hasta esclarecer la veracidad del servicio.

 

          Es aquí el lugar donde los timbres de emergencia son activados para alertar a los bomberos del tipo de servicio a realizarse. En este espacio siempre se encuentra un bombero. Muchas veces el encargado/a de cabina se encuentra solo/a por lo cual ésta debe  poder cubrir sus necesidades básicas y que al mismo tiempo no deje pasar por alto alguna solicitud por teléfono, radio, o personal.

 

 

 

Fotografías 69 cía. Carretera a El Salvador, Km. 16.5

          Es de gran utilidad que el bombero encargado de cabina durante la noche cuente con una cama.

 

 

Gráficas obtenidas de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

          Una buena recepción en la señal de radio exige que la antena este orientada al emisor o repetidor más cercano (polarización de la antena). Es importante reservar suficiente espacio en el edificio para alojar los dispositivos adicionales de la puesta a tierra del pararrayos. Las antenas colocadas debajo de la cubierta tiene poca eficacia en la zona de UHF. En la zona de VHF la caida respecto a las antenas exteriores es aproximadamente de sólo la mitad.

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Cuarto de Máquinas

 

             El cuarto de máquinas es el lugar donde las unidades de servicio se encuentran estacionadas (Motobomba, Cisterna, Rescate, Ambulancia) cuando se encuentran fuera de servicio. Este espacio debe proteger a las unidades de las inclemencias del tiempo, de daños ocasionados por terceras personas, etc.

 

 

Fotografía obtenida de www.yahoopictures.com

 

 

 

Este espacio debe permitir que las unidades puedan salir rápida y fácilmente a la realización de un servicio. Cada unidad debe contar con suficiente espacio para ser estacionada adecuadamente. El cuarto de maquinas debe tener acceso a las áreas de almacenamiento de equipo, para que durante un servicio pueda ser llevado fácilmente a la unidad.

 

          El cuarto de máquinas debe tener acceso rápido a los dormitorios, para la realización de servicios de noche; comúnmente esta comunicación se da por medio del “Tubo de Bombero”.  El Tubo de Bombero se ha convertido en un icono para el Cuerpo de Bomberos. Con las debidas precauciones su uso puede ser de gran utilidad. 

 

          Por lo general es en ésta área donde las unidades son lavadas 1 vez al día o las veces que sea necesario; por lo que el cuarto de máquinas debe tener acceso al espacio donde se almacenan los utensilios de limpieza y esterilización de equipo. Debe tomarse en cuenta que muchas veces las ambulancias han sido contaminadas durante los servicios, por lo que se debe contar con un área donde pueda almacenarse equipo descartable contaminado.

 

Normalmente este es el espacio donde las mangueras son lavadas y puestas a secar posteriormente a un servicio de incendio, por lo que el cuarto de maquinas debe contar con un espacio para realizar dicha actividad.

 

 

Fotografia obtenida de www.yahoopictures.com

 

          El cuarto de maquinas es el espacio que le da el carácter de “Estación de Bomberos”, este espacio es muy importante ya que una estación de Bomberos sin sus unidades no puede realizar mayor servicio.

 

 

Fotografía obtenida de www.yahoopictures.com

 

Fotografías 69 cía. Carretera a El Salvador, Km. 16.5

REQUERIMIENTOS PARA PARQUEO DE VEHICULOS  EN SALAD DE MAQUINAS

 

 

 

 

Esquemas obtenido de Neufert

 

Equipo de rescate acuático:

 

 

 

 

Esquemas obtenido de Neufert

 

Clínica

 

            Muchas veces las personas que acuden a una Estación de Bomberos personalmente deben ser estabilizadas antes de ser trasladadas a un hospital. También puede darse el caso en el momento que la persona acuda para ser tratada la unidad se encuentre en servicio, entonces es necesario un lugar donde la persona pueda recibir tratamiento pre-hospitalario.

 

          La clínica debe ser un lugar estéril. Ésta debe contar con un área donde el equipo médico se encuentre fácilmente para su uso inmediato, también un lavamanos en esta área es de gran ayuda. Este espacio debe contar con instalaciones para el uso de desfibrilador, oxígeno, succionador, etc. Debe tomarse en cuenta que este espacio debe contar con lo necesario para la práctica de un tratamiento pre-hospitalario únicamente.

 

 

Fotografías clínica 69 cía. Carretera a El Salvador, Km. 16.5

 

 

 

Áreas para almacenamiento de equipo

 

 

En esta área se almacenará equipo médico, que servirá para abastecer las unidades y la clínica. Este debe ser un espacio estéril, libre de humedad y temperaturas extremas, ya que de lo contrario el equipo se vería dañado.

 

El equipamento se compone de escritorio, lavamanos, fregadero, báscula y armarios con llave. A su lado debe haber un almacén seco de específicos (15m2), una cámara frigorífica (10m2), una sala para materiales peligrosos, así como un cuarto de vendas y almacén húmedo.

 

Esta área abastecerá la clínica y las  ambulancias del equipo medico necesario.

Fotografia obtenida de www.yahoopictures.com

 

En esta área se almacenará todo el equipo de rapel y  las cuerdas de diferentes tipos, las cuales son utilizadas para descender pozos, cimas, etc. Es de suma importancia que éste equipo permanezca en perfectas condiciones, ya que en su defecto este pondría en peligro la vida de la persona que lo utiliza. Debe mantenerse libre de humedad, y de temperaturas extremas.

 

Esta área debe de localizarse con fácil acceso al cuarto de maquinas para que el equipo pueda ser llevado a la unidad correspondiente con comodidad y rapidez.

 

 

Fotografías 69 cía. Carretera a El Salvador, Km. 16.5

 

 

Este equipo es el que es utilizado por el bombero en caso de incendio, éste lo protege de inhalar humo y l gases tóxicos presentes en el incendio. Este equipo  consta de cilindros, caretas, mangueras y arneses que ensamblados conforman el equipo protectivo.

 

Este equipo debe mantenerse lejos del calor, la humedad y la corrosión.

 

 

 

 

 

Fotografia obtenida de www.yahoopictures.com

 

 

Fotografia obtenida de www.yahoopictures.com

 

Los extintores, al igual que todo el equipo deben protegerse de golpes y de temperaturas extremas.

 

 

Este espacio debe tener relación directa con la sala de maquinas. Muchas veces no existe una unidad designada exclusivamente para trabajar con este equipo; por lo este debe subirse a la unidad solo en caso sea solicitado. El equipo hidráulico es utilizado para rescatar a personas atrapadas dentro de sus autos entre otros.

 

 

 

Fotografías 69 cía. Carretera a El Salvador, Km. 16.5

Equipo hidráulico

 

 

 

El equipo de limpieza es de gran utilidad en toda la estación de bomberos. En la sala de maquinas es de gran importancia, ya que normalmente las unidades después de la realización de un servicio quedan contaminadas. Por lo que éstas deben ser lavadas lo más pronto posible.

También para la limpieza de mangueras utilizadas después de los incendios es de gran utilidad que los equipos de limpieza estén cerca.

 

 

 

Este espacio es el designado para almacenar el equipo utilizado por el bombero durante un incendio o en la maniobra de equipos especiales.

Éste debe almacenarse en un lugar ventilado, en un lugar donde el bombero pueda ponérselo fácilmente.

 

 

 

Fotografia obtenida de www.yahoopictures.com

 

 

Dormitorios:

 

Al iniciarse el bomberismo en Guatemala no se pensó en que algún día las mujeres iban a formar parte de las filas de las estaciones de bomberos. Por lo que los dormitorios se diseñaban exclusivamente para hombres. Actualmente  la mayoría de estaciones cuenta con elementos femeninos.

 

Los dormitorios tienen que contar con las luces y timbres de emergencia para que los bomberos que duermen sean alertados en caso se de una emergencia. En general los bomberos descienden a la sala de maquinas por medio del “tubo de bombero” .

Fotografia obtenida de www.yahoopictures.com

 

El área debe contar con lockers para todos los elementos.

 

 

 

 

 

 

Fotografia obtenida de www.yahoopictures.com

 

 

 

 

Esquemas obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Sala y comedor

 

La sala  y el comedor son el lugar donde los bomberos comparten los momentos de descanso del día.

 

El tamaño de los mismos depende del número de elementos dentro de la estación.

 

Esta es un área que también debe contar con las luces y timbres de emergencia.

 

 

comedor 69 cía.

 

Fotografías 69 cía. Carretera a El Salvador, Km. 16.5

Espacio mínimo para una mesa de comer:

 

 

 

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 


 

 


 

 

­­­­

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

 


Cocina:

 

El tamaño de la misma depende del número de elementos dentro de la estación.

 

Esta es un área que también debe contar con las luces y timbres de emergencia, ya que normalmente son los elementos de turno los que cocinan sus alimentos.

 

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

Baños:

 

Una estación de bomberos debe contar con  baños  para mujeres y hombres . El número de artefactos sanitarios dependerá del número de bomberos con que cuente la estación.

 

El área de  baños debe poder utilizarse tanto de noche como de día.

 

La estación debe contar con baños para la clínica y para uso de algún eventual visitante.

 

Esquema obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

Esquemas obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

 

Esquemas obtenido de Neufert, Peter. Arte de proyectar en arquitectura

VII. REQUERIMIENTOS EN INSTALACIONES DE LA ESTACIÓN CENTRAL DE BOMBEROS VOLUNTARIOS DE GUATEMALA

 

 

A. PROGRAMA DE NECESIDADES:

 

Sala de máquinas

-          Motobombas

6 unidades:                            215 m2

-          Abastecimientos

2 unidades:                            48 m2

-          Rescate

2 unidades:                            38 m2

-          auto escala

1 unidad:                               40 m2

-          ambulancias

6 unidades:                            75 m2

-          motos

4 unidades:                            5 m2

-          lancha

2 unidades:                            20 m2

-          moto acuática

2 unidades:                            10 m2

-          remolque

1 unidad:                               20 m2

-          relaciones públicas

1 unidad:                               13 m2

 

Cabina                                                            20 m2

Áreas de apoyo:

Baños:                                                 3 m2

Dormitorios:                                          10m2

 

Clínica                                                            15m2

Área de apoyo:

1 baño:                                               1.50m2

 

 

Área de almacenamiento de equipo

-          equipo de rescate                      20m2

-          equipo médico                            15m2

-          equipo de acercamiento          20m2

-          equipo de auto-contenido       20m2

-          equipo hidráulico                       15m2

-          extintores                                   15m2

 

Jefatura de servicios

(2 oficinas):                                         24m2

 

Comedor                                                        16m2

 

Cocina                                                            10m2

 

Sala de descanso                                         10m2

 

Dormitorios                                                   70m2

Áreas de apoyo:

Lockers:                                              20m2

Baños para hombres y mujeres:                40m2

Gimnasio                                                       20m2

 

Oficinas administrativas

-          relaciones públicas

-          programa de desminado

-          escuela de bomberos

-          personal

-          programa TUM

-          contabilidad

-          secretaría

-          archivo

-          directorio nacional

-          sala de juntas

Total de área requerida:           150m2

Área para la realización de actos protocolarios (área cívica)                                                                        300 m2

 

Área de capacitación para bomberos graduados

(se realizarían al aire libre)                                200 m2           

 

Área de exhibición al público de equipos utilizados por los bomberos (museo)                                        400m2

 

Área para abastecimiento de combustible        150m2

 

 

Parqueos

-          Personal estación (30 parqueos)        500m2

-          Personal oficinas (15 parqueos)         250m2

-          Visitantes (30 parqueos + 2buses)      550m2

 

 

TOTAL ÁREA REQUERIDA:                           3,355 M2

 

 

 

 


 

B. DIAGRAMA DE RELACIÓN DE ESPACIOS

 


VIII. CONDICIONES REQUERIDAS PARA EL TERRENO PROPUESTO

 

          Factores importantes a considerar en la selección del terreno propuesto:

 

-          Ubicación urbana

-          Ubicación con respecto a sub-estaciones en el área metropolitana

-          Vías principales de acceso y rutas alternas al área metropolitana

-          Densidad de población en el área que cubre

-          Tipo de servicios más frecuentes en el área próxima a prestar servicio

-          Impacto ambiental

-          Proyección de crecimiento urbano y vías por construir

-          Dimensiones

-          Topografía

-          Servicios

 

      Como lo muestran las estadísticas adjuntas (página 52) anteriormente el área metropolitana abarca más de un 50% de los servicios prestados por el cuerpo de bomberos; por lo que ésta es la zona de mayor importancia al considerar la ubicación de la estación central.

 

La densidad de población repercute en el número de servicios requeridos a los cuerpos de bomberos.

 

Como se puede observar en la siguiente gráfica  de ubicación de sub-estaciones, el área que cubre la salida al Atlántico (que también es una de las zonas más densas en cuanto a índice de población) no cuenta con servicios adecuados de emergencia inmediatos a la zona. Aunque se debe mencionar que La 50 compañía ubicada en la colonia El Paraíso II, zona 18 cubre parte de los servicios requeridos en la zona. Sin embargo los estándares requeridos en países desarrollados indican que  es necesario algún tipo de apoyo adicional a la zona indicada.

 


 

 

 

La ubicación del terreno toma en cuenta la posible construcción del anillo metropolitano.

 

Propongo ubicar el terreno en dicha zona no solamente  para apoyar en los servicios a realizarse en la zona sino por sus vías de acceso hacia todas las zonas de la región metropolitana. Ya que como se mencionó anteriormente la estación central no solo presta servicio a la zona en que se ubica sino va en apoyo a las otras sub-estaciones.

 

 

 

 

 

 

 

 


 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


IX. ANALÍSIS DE TERRENO PROPUESTO

A. LOCALIZACIÓN CON RESPECTO A UBICACIÓN DE SUB-ESTACIONES

 

 

 

 

 

C. VÍAS DE ACCESO Y RUTAS ALTERNAS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

F. FOTOGRAFÍAS DEL SITIO

 

 


fotografía 1

fotografía 3

fotografía2

fotografía 4

fotografía 5

fotografía 7

fotografía 6

fotografía 8


 

 

 

 

 

 

 

 

 

X. DISEÑO PROPUESTO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 



 

 

 

 

 


XII. CONCLUSIONES

 

 

 

 

 

 

-    Ubicación urbana

-          Ubicación con respecto a sub-estaciones en el área metropolitana

-          Vías principales de acceso y rutas alternas al área metropolitana

-          Densidad de población en el área que cubre

-          Tipo de servicios más frecuentes en el área próxima a prestar servicio

-          Impacto ambiental

-          Proyección de crecimiento urbano y vías por construir

-          Dimensiones

-          Topografía

-          Servicios

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 


XIII. BIBLIOGRAFÍA

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

www.bomberos voluntarios.com

www.bomberos.org

www.noticiasdebomberos.com

www.bomberosvoluntariosdeargentina.org

www.guatemalacruzroja.com